miércoles, 19 de septiembre de 2012

The padlock





Un candado para mi corazón

Te tuve tan sólo 
una noche entre mis brazos,
te tuve tan sólo
unos instantes a mi lado.
Jure no quitar nunca
el candado oxidado
que guarda mi corazón,
cuya llave tiré desde lo alto
de un hermoso acantilado.
Pense en bajar a por ellas,
pense dejarme caer hasta el mar, 
bucear por sus frías y oscuras aguas
aún pensando que me podría ahogar.
Ahora no me arrepiento 
de no haberlo hecho
ya que si el candado hubiese abierto
el corazón estaría sangrando de nuevo.
Ya que tras aquel instante 
no te he vuelto a tener a mi lado, 
ya que tras aquél instante
he tenido que aprender a olvidar de nuevo.
Menos mal que el candado 
sigue cerrado y oxidado, 
menos mal que las llaves
se han perdido en el inmenso océano.

ASHIRA





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada